lunes, 9 de enero de 2017

Jimmy Page y el ocultismo

Muchas de las grandes bandas de Rock más famosas de la historia han destacado, además de por su música, por las leyendas que han existido sobre ellos. En este caso vamos a detenernos en Led Zeppelin y, más concretamente, en Jimmy Page, guitarrista y productor del grupo.

Como músico Page es uno de los "Guitar Heroes" del Rock gracias a todos los riffs y solos míticos que aportó a lo largo de su carrera. Ya es más que clásica su imagen en los conciertos empleando una Gibson de doble mástil mientras arpegia las primeras notas de "Stairway To Heaven".  

Pero, aparte de la música, Page tenía otras pasiones e intereses que influyeron mucho en su vida. Sentía una especial atracción por el ocultismo y estaba obsesionado con el famoso filósofo y ocultista británico Aleister Crowley, quien vivió a comienzos del Siglo XX. Ozzy Osbourne dedicó una canción también a este personaje, "Mr Crowley", pero el fanatismo de Page iba más allá de crear un tema o un disco entero en su honor. A comienzos de los años 70 abrió en Londres una librería especializada en ocultismo situada en Holland Street. Aprovechando la ocasión, Page reeditó uno de los libros más famosos de Crowley, "The Goetia", originalmente lanzado en 1904. Todavía existen numerosos ejemplares donde figura Page en los créditos.  En 1979 la librería cerró.

Aleister Crowley
Por si fuera poco, el guitarrista comenzó también a frecuentar los parajes donde había vivido Crowley, llegando, incluso, a comprar en 1971 su antigua mansión en Escocia, la Boleskine House. En una entrevista de 1975 Page relató: “Esa casa tuvo dos o tres dueños antes de que Crowley se mudase allí. También fue una iglesia y allí sucedieron cosas extrañas que no tenía nada que ver con Crowley. Las malas vibraciones ya estaban antes de que llegase Crowley. Un hombre fue decapitado allí, y a veces se puede oír su cabeza rodando”

Un episodio más conocido sobre las orientaciones satánicas de Page surgió en 1971, con el lanzamiento del cuarto álbum de Led Zeppelin. La inexistencia de un título, así como la extraña portada del álbum, donde aparece un anciano casi inexpresivo, y la contraportada, donde aparecen 4 símbolos, crearon más sospechas sobre las orientaciones de Page. Los mencionados símbolos fueron identificados como referencias a la mente y el alma (en el de John Paul Jones), a la Trinidad (en el caso de John Bonham) o a la justicia (en el caso de Robert Plant). Sin embargo, nadie ha logrado nunca descifrar el símbolo elegido por Jimmy Page. Ni siquiera el propio Page ha querido explicarlo, sino que prefiere mantenerlo como un secreto.  Aparentemente puede leerse "Zoso", nombre con el que muchos fans han llamado a este álbum.  Con el paso del tiempo nacieron tres posibles explicaciones sobre el significado de este símbolo:

Ars Magica Arteficii
1- La teoría que mejor argumentos presenta es la que afirma que tiene su origen en Ars Magica Arteficii, un grimorio de 1557, cuyo autor es Gerolamo Cardano. En el existe un símbolo que es exactamente igual al que usó Page, identificándose en este documento como satánico.

2- Otra teoría afirmaba que “ZoSo” podría derivar de un estilizado 666,

3- La última posibilidad afirma que podría estar relacionado con la disciplina esotérica hebrea de la Cábala.


"Stairway To Heaven", la balada por excelencia de la banda, tampoco ha quedado libre de acusaciones. En 1982 el telepredicador Paul Crouch afirmó que esta canción si la escuchabas al revés ocultaba mensajes satánicos, lo cual se comprobó que era cierto, pues en una parte del tema, al ser reproducida al revés, se oye con bastante claridad “He aquí a mi dulce satanás”, entre otras frases. Sea cierto o no, la historia es de lo más curiosa.


En otra ocasión Page fue invitado a escribir la banda sonora del corto cinematográfico “Lucifer Rising”, rodada por otro admirador de Aleister Crowley, el director Kenneth Anger. El guitarrista permitió que se rodasen algunas escenas de la película en “The Tower House”, su residencia en Londres.

El logotipo de Swan Song, sello discográfico que Led Zeppelin fundó en 1974 para editar sus trabajos, consistía supuestamente en una figura de Apolo, dios griego de la luz y la razón, aunque otros afirmaban que representaba realmente al mismísimo Lucifer, el ángel caído que fue expulsado del Cielo y que se convirtió posteriormente en Satanás, de acuerdo a la tradición cristiana.

En 1975 la banda comenzó a vivir una serie de desgracias de todo tipo. A la hora de buscar un responsable de este incremento de la mala suerte, fue Page el más señalado debido a su simpatía por lo oculto.

Robert y su hijo Karac
En agosto de ese año Jimmy Page y Robert Plant, con sus respectivas esposas e hijos, se encontraban en la isla griega de Rodas de vacaciones. En un momento del  viaje Page abandonó la isla para viajar a Sicilia, donde visitó la abadía de Thelema, otro de los lugares donde había vivido su admirado Aleister Crowley. En ese preciso instante, mientras Plant viajaba en coche junto a su esposa y sus dos hijos, sufrieron un accidente en coche que casi le costó la vida a su familia, y que dejó a Plant en silla de ruedas durante 6 meses. Después del accidente, Plant se prometió a sí mismo que jamás volvería a cantar el tema “In My Time Of Dying” ("Cuando Llegue Mi Hora”). La leyenda cuenta que el accidente se había originado porque Page había realizado un oscuro rito durante su visita a la mencionada abadía.

Solo dos años después Plant iba a vivir un suceso aún peor. En 1977, mientras la banda se encontraba de gira en Estados Unidos, el cantante recibió una llamada alarmada de su esposa: su hijo Karac, de seis años, había sufrido un extraño virus estomacal, por lo que fue necesario llevarlo a un hospital. Antes de recibir cualquier tipo de atención médica, murió en la ambulancia. La gira se canceló, iniciándose así la etapa de declive de la banda. Los medios sensacionalistas volvieron a arremeter contra Page, quien supuestamente había sido acusado por Plant por estos sucesos.


Poco tiempo después Robert volvió a ser padre, lo que pareció ser un síntoma de mejoría para el futuro de la banda. Lamentablemente, el siguiente golpe llegaría solo tres años después, suponiendo el definitivo final de Led Zeppelin. En septiembre, el baterista John Bonham, de 32 años apareció misteriosamente muerto mientras se encontraba en “Mill House”, la casa que Jimmy Page tenía en Windsor, Inglaterra. Se había ahogado, totalmente borracho, en su propio vómito tras sufrir un coma etílico. Según el informe forense, el baterista tenía el equivalente a 40 pequeños tragos de vodka en el cuerpo. Las malas lenguas volvieron a culpar a Page como el principal culpable. Existían reportes de una humareda negra que alguien "aseguró" ver salir de la casa de Page la trágica noche en que murió Bonham. Por último, existe otra leyenda que afirma que John Paul Jones fue el único miembro que no vendió su alma al diablo, lo que lo alejó de toda des gracia. Sea como fuere, la muerte de Bonham significó el fin definitivo de Led Zeppelin. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestra Playlist