lunes, 12 de septiembre de 2016

Detrás de la Canción: San Quentin



En la historia de la música existen infinidad de anécdotas de lo más curiosas y, en muchos casos, tronchantes. En esta entrada contamos y analizamos una de las historietas más memorables que nos dejó el maestro del Country, Johnny Cash. 


Nos remontamos al año 1968. Tras una serie de presentaciones en diversas cárceles americanas, Johnny Cash llega a la prisión estatal de San Quentin (o San Quintín) el 24 de febrero con una composición completamente inédita que "el hombre de negro" había preparado para esta ocasión tan especial.

El músico había escrito una letra bastante crítica contra dicha prisión y el trato que allí recibían los presos. ¿Sería capaz de presentar su nueva canción delante de guardias y francotiradores armados hasta los dientes? Tratándose de Cash, la duda ofende. Tras abrir el concierto con algunos de sus clásicos, como "I Walk the Line", el rebelde Johnny empuñó su guitarra y comenzó a cantar con esa voz tan característica una de las letras más críticas que se han escrito acerca de las prisiones. Los prisioneros allí presentes, en un primer momento, escuchaban incrédulos lo que aquel personaje estaba cantando (está más abajo toda la traducción), hasta que comenzaron a aplaudir y gritar emocionados cada verso que Cash escupía. Fue tal la ovación que recibió el músico que decidió volver  tocarla para terminar de enloquecer a todos los presentes. Una historia increíble.

Aún así, el propio Johnny confesó posteriormente que tuvo miedo del ambiente que se estaba engendrando a partir de su canción:    “los internos se subieron a las mesas y las golpeaban con los pies. Querían que la volviese a cantar y lo hice inmediatamente. Todos pasamos un mal rato, porque hubo instantes de excesivo entusiasmo”.

Por si fuera poco, momentos después del concierto Jim Marshall, fotógrafo allí presente, le pidió a Cash que expresara lo que pensaba de los funcionarios de prisiones, lo que fue respondido con un gran corte de manga por parte del artista, convirtiéndose en una de las estampas más famosas e imitadas que se recuerden en el Rock

A continuación la letra traducida:

"San Quentin, has sido un infierno para mí
Tu me has acogido desde 1963
He visto hombres que vienen y los he visto morir
Y hace mucho que dejé de cuestionarme el  por qué

San Quentin, odio cada centímetro de ti.
Me has cortado y me has llenado de cicatrices de principio a fin
Y  saldré como un hombre más sabio y débil.
Señor congresista por qué no puedes entenderlo.

San Quentin, ¿qué crees que me haces bueno?
¿Crees que será diferente cuando hayas terminado?
Doblaste mi corazón y mi mente y deformaste mi alma
Y tus paredes de piedra vuelven mi sangre un poco más fría.

San Quentin, ojalá  te pudras y ardas en el infierno.
Que tus muros caigan y pueda vivir para contarlo.
Que todo el mundo olvide que exististe.
Y que todo el mundo, sepa que no hiciste el bien

San Quentin, ha sido un infierno para mí."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestra Playlist