lunes, 23 de enero de 2017

M-Clan - Delta (2016)

Calificación:
Con más de más de 20 años de carrera, miles de discos vendidos, giras exitosas en las que el cartel de "entradas agotadas" se ha puesto en innumerables ocasiones...así son M-Clan. Con semejantes méritos podemos afirmar que la banda murciana no tiene nada que demostrar a estas alturas de la película. Sin embargo, "Delta", que es el nombre correctamente elegido para este álbum, parece presentarse como una especie de nuevo reto que se han propuesto, rompiendo un poco con la tesitura musical a la que nos habituaron.  

Tras la desaparición de la formación clásica, la banda publicó dos trabajos cercanos al Rock sureño y buen Soul ("Para no ver el final" y "Arenas Movedizas") que no tuvieron el mismo seguimiento que los anteriores trabajos, pese a la oleada de buenas críticas por parte de los medios especializados. Sin embargo, la conmemoración de dos décadas en la carretera con los dos conciertos que dieron en el Price y que fueron editados tiempo después parecieron resucitar a la banda alargando la gira de celebración mucho más de lo esperado. La banda había vuelto por sus fueros y era necesario aprovechar este momento para publicar algo nuevo. Es en ese momento cuando nace "Delta". 

Carlos Tarque y Ricardo Ruipérez no perdieron el tiempo y anunciaron que iban a comenzar a trabajar en la creación y grabación de una serie de temas con un sonido más americano que compondrían su siguiente trabajo.

Parece cierto que la banda se tomó en serio lo de excavar en las raíces del Folk y del Country. Tanto, que decidieron viajar a Nashville, la cuna de la música Country, para grabar allí todas las pistas, mientras el aroma de la tradición musical "yanqui" se apoderaba de sus mentes creativas y dirigía a buen puerto lo que en aquel estudios se estaba cociendo.


A aquella aventura se unió Brad Jones, un productor de primer nivel que ha trabajado para artistas de la talla de Dolly Parton o Mark Collie. Fue gracias a este como consiguieron al legendario Al Perkins, quien llego a tocar su guitarra en el "Exile On Main Street" de los Rolling Stones, para encargarse del pedal steel.  Junto a este otros músicos de sesión de primer nivel fueron reclutados para colaborar con el grupo español.

En pocas palabras, este LP es un sincero homenaje que M-Clan ha querido rendir a muchas de sus personalidades de la música americana de los 60 y 70 preferidas. Si escuchas "Delta" con atención, y obviamente te gusta este género, no podrás dejar de acordarte de nombres propios del Folk/Country como la Creedence Clearwater Revival, los Byrds, Eagles, America o Crosby, Stills, Nash & Young entre otros muchos. A través de sus melodías podremos imaginarnos que estamos en Nashville junto a Tarque y compañía, cantando y tocando la guitarra acústica mientras pasamos un buen rato.

Los primeros acordes que salen elegantemente de las guitarras acústicas abren  “Grupos americanos” nos dejan claro que este disco rompe con todo lo anterior. Bonito tema en el que la agrupación recuerda su primer contacto con aquellos fenómenos de la música que venía del otro lado del océano y lo mucho que marcaron sus vidas. Musicalmente es un gran tema con ciertas similitudes a algún que otro tema de la Creedence, y eso que las voces de Tarque y Fogherty pocas similitudes tienen.

 “California” es un tema 100% country. Hermosísima creación con muchos detalles instrumentales que crean un ambiente más melancólico y reflexivo que su predecesora. Es aquí donde la voz de Carlitos Tarque, una de las voces más elegantes que ha dado nuestro país, aunque realmente nació en Chile, empieza a obsequiarnos con una exhibición vocal. Todo sinónimo de belleza vale para definir esta canción.

"La esperanza" fue el primer adelanto que pudimos disfrutar del conjunto. Una composición sencillamente perfecta. Folk animado y optimista. No puedo dejar de pensar cada vez que escucho esta canción en el legendario concierto acústico que hace más de una década grabaron titulado "Sin echufe", en el que podían encontrarse temas similares a este. Desde la primera escucha se grabó en mi mente la letra y, a día de hoy, puedo presumir de poder reproducirla, más o menos, en la guitarra.   

Volvemos a encontrarnos con el mejor Tarque en “Delta”, quien canta con mucha clase y cuidado cada nota, casi como si susurrara en algunos momento. Destaca el papel de las guitarras, suaves y con un sonido muy limpio, siendo una de ellas, si mi oído no me juega una mala pasada, una guitarra española, lo que crea una curiosa combinación de country y música española. La inclusión de un instrumento tan importante para este género como es la armónica nos termina de acercar a la cultura americana.  Un tema sublime.

"Caminos Secundarios" es un country-rock del de verdad. Un tema sencillo, pero 100% convincente. Instrumentalmente hablando es muy animado, destacando el infalible bajo, que va creando una base sólida sobre la que se cimenta el resto de la banda. El estribillo es de los más destacados de todo el LP.

La sencillez y el buen hacer sigue estando presente en “Saltamos sin mirar”. Una canción bella, fresca y siempre de agradable escucha. Buena letra que combina a la perfección con los arreglos instrumentales que la banda añade en algunos instantes con la inclusión del pedal steel de Al Perkins.  

A "Tráeme tu amor" le falta algo para terminar de convencerme. Carece de ese "algo" que ha hecho especial a otras pistas del álbum, y eso que no es que sea malo, sino que es algo inferior al resto de composiciones.  

 “Viaje hacia el sur” tiene una temática muy interesante y diferente. No es tampoco una de mis preferidas, hay temas que son mejores, pero sí que nos regala algunos momentos de mucha calidad, cuando el ritmo asciende y nos topamos de forma inesperada con un gran solo de guitarra eléctrica con el que llegamos al final.

Una de las canciones más emotivas y lacrimógenas es "Todo lo joven muere hoy”. Carlos Tarque juega con su superdotada voz a placer, llegando a registros tan variados como bellos. Vuelvo a hacer un inciso para alabar el papel de toda la banda, quien se convierte en la mejor compañera de viaje para este cantante de primera categoría. No miento si afirmo que ha sido una de las que más me ha marcado de todo este material.

Sin tiempo para recuperarnos se inicia el Folk-Rock de "Concierto Salvaje", otra composición destacadísima con la que no puedo contener que los pelos se me pongan de punta y marque el ritmo con mi cabeza y pies. Y cuando pensabas que no podía sorprenderte más, se arranca una mandolina a mucha velocidad a la vez que la guitarra eléctrica hace el solo. 

El lado más hippy de M-Clan aparece en "Polvo de Estrellas". Melodías suaves que sustentan a unas armonías vocales muy trabajadas por todo el conjunto, cuyo resultado es muy positivo. Una canción que da la talla en el álbum y que no debe ser ignorada.

“Whisky on the rocks” es otra de mis preferidas, y seguramente de muchos más fans de la banda. Tarque vuelve a brillar con luz propia gracias a una interpretación sublime de una letra que expresa la necesidad de olvidarse de la amada y acabar con las penas con un par de copitas. Los violines, que son la clave en este tema, las melancólicas guitarras y la percusión transmites un feeling muy especial que hace de "Delta" un disco realmente bueno por el que ha valido la pena aguantar hasta la salida.

Encaminamos la recta final con "Corazón en Tránsito". No me ha terminado de enganchar en su globalidad esta canción. A la primera mitad le pasa lo mismo que al séptimo corte. Le falta algo que lo haga especial y cojea un poco. La segunda mitad  es MUY buena. Se suceden una serie de pasajes instrumentales que darán paso a la inspirada voz de Taque.  

El telón cae con una nueva pieza que es capaz de tocar la fibra sensible a todo tipo de oyente. “Noche de desolación” es la única composición firmada únicamente por Ricardo Ruipérez. Balada breve, donde la belleza de las guitarras se une a la más que alabada voz de Tarque, cerrando el álbum por todo lo alto. 


Seguramente todos los fans y detractores que escuchen "Delta" no sientan lo mismo que yo, pero también digo con toda certeza que compartimos la sorpresa de haber escuchado a estos iconos de nuestro Rock en una tesitura diferente a la habitual. Sin duda, el sustituir casi por completo la guitarra eléctrica por la acústica era una apuesta arriesgada para el conjunto, podía haber salido mal, pero el resultado, lejos de todo catastrofismo, ha sido muy bueno. Un disco compacto, sin grandes contrastes de calidad entre unos temas y otros, y con una belleza y elegancia difícil de encontrar en nuestros días en artistas de todo el mundo, no solo nacionales. Una auténtica redención con la que la banda nos parece dejar claro que queda M-Clan para rato. Mi nota es de 4,5 sobre 5.  

2 comentarios:

  1. Me ha encantado este análisis! M-Clan es un grupo que no decepciona... desde mi punto de vista! :)

    ResponderEliminar

Nuestra Playlist