miércoles, 10 de agosto de 2016

Aerosmith - Aerosmith (1973)

Calificación:

En el Rock existen grandes álbumes de debut: Led Zeppelin, Motörhead, Rolling Stones, Black Sabbath, Jimi Hendrix, por nombrar un par de ejemplos, han saboreado el éxito procedente de sus primeros discos. El trabajo que reseñamos hoy puede presumir de lo mismo, pese a que la crítica trató de destruirlos en sus inicios.

Corría el año 1970. Dos jóvenes llamados Steven Tyler y Joe Perry se conocen en New Hampshire, dando inicio a un humilde proyecto musical al que pronto se unirían Brad Whitford, Tom Hamilton y Joey Kramer. Este era el inicio de Aerosmith.

No tardaron en ofrecerles bolos en bares y clubes nocturnos y su fama comenzó a aumentar poco a poco despertando la curiosidad de la discográfica Columbia Records, quien decidió hacerse con sus servicios y permitir que grabaran su primer disco. Rápidamente la banda entró en los estudios Intermedia Sound (Boston), a finales de 1972, terminando su labor en dos semanas  y publicando su disco el 5 de enero de 1973, coincidiendo justamente con el debut de un joven Bruce Springsteen, quien también quería hacerse un hueco en la escena de la época.

El disco está compuesto por 8 canciones, siendo 7 de estas originales más un cover. Steven Tyler, voz del conjunto, es el principal compositor de las canciones, siendo todas suyas (no cuento la versión).  Las letras, en general, son de alto contenido sexual (nótese por qué Tyler es el principal compositor jajajajajaja).

A modo de adelanto, el disco muestra claras influencias de artistas como los Stones, Hendrix, Zeppelin y algunos mitos del Blues de los 50. Aunque parezca extraño, la crítica se emperró en afirmar que Aerosmith tocaba Heavy Metal (ya veis el nivel de algunos...). Otros  hablaban de "una copia barata de los Rolling Stones". En estos tiempos la banda merecía todos los elogios posibles, pero nadie les iba a regalar nada. Sacaron una serie de discos de lo más sobresalientes.

¿Es el mejor disco de Aerosmith? Eso es cuestión de gustos. Para mí es el mejor, aunque me declaro un gran fan de su sucesor, el "Get Your Wings". Creo que es el disco más adecuado para adentrarte en el catálogo de la banda y 100% recomendable a todo seguidor del Rock de los 70s.

La portada es rara y algo barata. Una foto de unos jóvenes Tyler, Perry y compañía sobre un mar de nubes...no podía ser más cutre jajajaja. Muchas portadas de esta época son de este tipo. Afortunadamente, en las posteriores reediciones se ha ampliado el tamaño de la foto. En la versión original era diminuta, ocupando el mar de nubes casi toda la foto.

"Make It" es una presentación de lo más agradable. Un Riff cabalgante, que me recuerda a las creaciones de Steve Harris con Maiden, sin meterlos en la misma bolsa claro está. La voz de Steven suena muy juvenil en todo el disco, pero siempre genial. Me gusta mucho la intensidad de los estribillos. Un tema fiel al espíritu del álbum. Muy buena actuación del rompeparches Kramer (mis respetos), que se hace notar. Gran forma de abrir un disco.

El buen rollo sigue con "Somebody", otro tema fiel a la filosofía de Aerosmith. Muy buen Riff principal. Corren influencias de Rock primigenio por sus venas. Se nota que Tyler disfrutó cantando esta canción con un tono relajado y rebelde, sin olvidar la irrupción de Perry y su solo.

El gran clásico de Aerosmith entra en acción. No se me ocurre un tema más querido de la banda que "Dream On". Una emotiva introducción de guitarra, muy compleja de emular, por cierto, ya nos avisa que se viene una de las grandes baladas de la historia. Don Steven Tyler canta a placer cada nota (¡Vaya forma de cambiar de registro!), llegando a su clímax con un épico estribillo ("Sing with me, sing for the year...") y unos posteriores gritos que hacen a este vocalista uno de los más grandes del mundo. ¡Gracias Aerosmith por semejante pieza!

(*)  Recomiendo escuchar el cover que el eterno Ronnie James Dio grabó hace unos años.

Hora de recibir otra lección de elegancia a manos de estos señores de la mano de “One Way Street”, un corte de puro Blues-Rock que poco tiene que envidiar a los maestros del género de los 50 o a bandas rockeras que se adentraron también en este género, como Led Zeppelin. El Tyler más fanfarrón lo podremos disfrutar en la canción, quien hace magia con esa garganta. La inclusión de una armónica, tocada por el propio Tyler, aporta más ambiente bluesero al tema. Los solos de Perry son de otro mundo. Muy buen guitarrista desde joven este señor (uno de mis ídolos, lo reconozco).  En resumen, 7 minutos de maestría. 

Otro clásico de la banda llega en quinto lugar. "Mama Kin", o “madre controladora” si quiere traducirse,  es uno de los temas más emblemáticos del quinteto. De hecho, la mayoría de sus conciertos durante mucho tiempo fueron cerrados con éste. Un tema de Hard-Rock, sin alejarse de sus raíces más clásicas, que nos incita a mover el esqueleto. Pura diversión, y droga, ese riff principal que acompaña a Steven en los versos. Una vez escuchado es normal entender por qué se convirtió en uno de los más queridos por sus fieles aficionados. Además, hay aspectos reseñables como la presencia de saxofones que dan un mayor ambiente festivo al conjunto.  Si tocas la guitarra, como un servidor, recomiendo mucho este tema para pasar un buen rato (¡qué juego de acordes tan perfecto!). TEMAZO.

¡Cómo me gusta la introducción en "Write Me a Letter"! Otro temazo festivo para este gran disco. Una canción que se nota que ha mamado de la teta del Rock Clásico. Una canción entretenida que no sobra para nada en el álbum.

La primera canción en la carrera de la banda co-escrita entre Tyler y Perry llega en penúltimo lugar. Es escuchar los primeros segundos de "Movin`Out" y comprender   por qué Aerosmith son apodados "los chicos malos de Boston". ¡Qué mala leche!.Un gran tema, donde no sabría con quién quedarme como músico más destacado. Todos sacan lo mejor de sus manos.

Cerramos el disco con el cover del que les hablé. Para culminar con más Rock and Roll, y no perder la dinámica que se ha desarrollado en todo el plástico, es una gran elección rendir homenaje a Rufus Thomas y su "Walkin` The Dog", que ha sido tocado por infinidad de bandas. La versión de Aerosmith es una de las mejores que he escuchado. Un cierre de lujo para un disco que no merece menos que 5 estrellas y mi ovación.   
  
En un primer momento no vendieron gran cantidad de copias y, como adelantaba en la introducción, la crítica más clasista no aceptaba su actitud rebelde o sus similitudes con otras bandas, tratando de silenciar este disco. Fue gracias al single de "Dream On" como esta banda comenzó a darse a conocer en el mundo. Los siguientes discos, especialmente el "Toys in the Attic" y el "Rocks" tuvieron un éxito clamoroso, lo que Columbia aprovechó para relanzar este disco, dándole una segunda oportunidad, provocando que "Dream On" llegara al número 6 en las listas de éxito.

¡Un álbum 5 estrellas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestra Playlist