sábado, 1 de abril de 2017

Thin Lizzy - Jailbreak (1976)

Calificación:
En el Rock, aunque podría decirse que en la música en general, no siempre existe justicia con los artistas realmente buenos. Si hablo de grupos como Black Sabbath, Iron Maiden, AC/DC, Metallica o Guns 'N Roses, entre otros, creo que en algún momento de sus vidas todo rockero ha oído hablar de ellos. En cambio, si hablo de grupos como Lucifer's Friend, Trapeze, Pentagram, Quiet Riot, Hawkwind, Rush y muchas más seguramente la gran mayoría de los que leen esto desconocerían la existencia de muchas de estas grandísimas bandas de Rock y Metal.  Y eso es a lo que me refiero. Existen infinidad de bandas que, aunque no alcanzaron el éxito del que gozaron muchas otras, tenían, y muchas aún tienen, un nivel musical que poco tiene que envidiar a las que llegaron a la cumbre. Otras, y este es que más se identifica con el caso del que os voy a hablar, gozaron de cierta fama en su momento, pero el tiempo, como el mar chace con la arena, fue poco a poco borrando su huella, pasando desapercibidas en la actualidad.  Uno de esos ejemplos es Thin Lizzy, banda irlandesa que tristemente ha quedado en el olvido, pero que en esta entrada vamos a reivindicar. .

Thin Lizzy, aunque a muchos no les suene su nombre, especialmente a los más jóvenes, escribió con letras de oro su nombre en la historia del Rock. Su éxito, especialmente en la década de los 70, aunque no debemos ignorar los tres mastodónticos álbumes que lanzaron en los ochenta ("Chinatown", "Renegade" y Thunder and Lightning"), además de su sonido, los convirtieron en una grandísima fuente de inspiración para todos los jóvenes melenudos que aspiraban, en un futuro, a entrar en el mundillo del Rock y todo lo que esto acarrea. La figura de Phil Lynott será eternamente recordada . Su habilidad para escribir y componer canciones, así como su llamativa personalidad y su forma de cantar lo han convertido en una leyenda que, afortunadamente, nunca ha caído en el olvido.

Antes de empezar a analizar el disco y los antecedentes a este me gustaría, a modo personal, confesar que en un primer momento la banda no me terminó de convencer, cosas que a veces pasan, pero con los años me he dado cuenta de la calidad que estos rockeros atesoraban. Esta reseña la quiero dedicar a dos personas, no voy a dar nombres porque ellos saben a quiénes me refiero, que durante meses me presionaron para que le diera otra oportunidad a Thin Lizzy. Seguramente sin su consejo nunca habría escrito esto.    

Tras culminar una exitosa gira americana junto a Bob Seger o Bachea Turner Overdrive, además de una serie de conciertos junto a Status Quo, Thin Lizzy se había dado a conocer con bastante fuerza fuera de sus tierras .
Aprovechando este tirón de fama que habían logrado, Phil Lynott reunió a sus chicos para grabar el que sería su sexto álbum de estudio, el cual estaba llamado a ser el trabajo que los terminaría consagrando en el género.  Poco tiempo juntos en la carretera fue suficiente para que el cuarteto Lynott-Downey -Gorham-Robertson alcanzara la madurez compositiva, lo que se iba a ver claramente reflejado en este nuevo disco.  Las melódicas guitarras de Brian y Scott sonaban cada vez más compenetradas, siendo estos los pioneros en crear el famoso sonido de las "guitarras gemelas", un recurso que pronto sería empleado por pesos pesados de la música como UFO o Iron Maiden. "Jailbreak" constituye el éxito definitivo de la banda en lo que a calidad compositiva se refiere, convirtiéndose en un álbum imprescindible dentro del Hard-Rock, así como un ejemplo para muchas bandas que vendrían poco tiempo después.

Nada más empezar el disco se arranca un clásico histórico de la banda y del Hard Rock, además de mi canción preferida de Lizzy, como es "Jailbreak". Trallazo sencillo, sin grandes complicaciones instrumentales, que nos avisa de que este disco es de otro planeta. El Riff principal, que está compuesto por tres simples acordes tan efectivos como perfectos, es de los mejores que he escuchado en mi vida, no es mentira. El estribillo no se queda atrás, convirtiéndose en uno de los más coreables del amplio catálogo de la banda. Si eres fan de AC/DC, esta canción se convertirá rápidamente en una de tus favoritas de todos los tiempos.  El intermedio instrumental termina de completar una obra maestra de 4 minutos.

Me cuesta mucho escuchar "Angel From The Coast" y no pensar en Led Zeppelin. Temazo donde todo funciona a la perfección. Instrumentalmente la banda mantiene la solidez que habían demostrado en sus anteriores trabajos. La batería de Brian Downey marca el ritmo, mientras las guitarras se entrelazan (¡ojo al momentazo de de guitarras gemelas!) y el bajo se mueve con suavidad, construyendo una base sobre la que el narrador Lynott nos cuenta otra de sus historias. Canción de obligada escucha.

El sonido experimenta un notable cambio con la llegada de la melódica "Running Back", tema que pese a su apariencia más "sencilla" es buenísima. Desde la primera escucha quedarás prendado por el nostálgico sonido de cada instrumento. Una secundaria de lujo.

Seguimos moviéndonos en unos terrenos más suaves con "Romeo And the Lonely Girl". Actuación muy emotiva de las guitarras (otro gran solo) y de Lynott, aunque quien resalta por encima de todos es Downey y sus redobles de batería.  Siempre se agradece escuchar esta canción cuando repaso el disco.

No puedo ocultar mi amor por "Warriors". Thin Lizzy nunca fueron una banda de Heavy Metal, pese a que el último disco que publicaron se acercara bastante a este género, pero sí que fueron fundamentales en la evolución del género. El pausado inicio nos prepara para una explosión en forma de punteos de guitarra. Siempre me ha recordado mucho esta canción a las de la primera época de Motörhead, salvando las obvias diferencias entre ambos conjuntos. El último minuto de música es una pequeña exquisitez instrumental con la que la banda nos obsequia.

Es la hora de otro de los temas más famosos de Thin Lizzy. "The Boys Are Back In Town" supuso un éxito jamás vivido hasta aquel momento por la banda. Poco tiempo después de haber sido lanzado como single, llegó al número 1 en las listas británicas, irlandesas, alemanas y, seguramente la más importante, la americana. Este éxito se vio reflejado en numerosos anuncios de televisión y películas donde la canción fue incluida. La canción es inmejorable. Sobre las más que compenetradas guitarras (volvemos a disfrutar de momentos de guitarras gemelas) cabalga el bajo de Lynott en una de sus mejores interpretaciones. El morenito canta con su estilo único e inimitable la historia callejera de unos jóvenes rebeldes. Nadie puede resistirse a cantar el pegadizo estribillo. Esta canción estaba destinada al éxito, y nadie lo pudo impedir.

Momento de relajarnos con la hermosa "Fight Or Fall". Baladón melódico en el que Lynott canta en un tono susurrante mientras sus compañeros le siguen con los instrumentos, siempre en segundo plano, exceptuando el destacable solo de guitarra . La calma precede a la tormenta que se nos viene encima...

..."Cowboy Song" es otra de las piedras preciosas dentro de la amplia discografía de esta banda.  El melódico inicio, que nos hace pensar que viene otro medio tiempo, no tarda en convertirse en un superhit rockero. Las guitarras suenan compenetradísimas en todo momento (destacan mucho después del solo), así como el bajo y la batería. Phil canta a la perfección, con ese estilo tan único y personal. Imposible es que te guste esta banda y no echar de menos a Lynott.  Una canción muy atractiva en todos los aspectos posibles que enganchará al oyente desde la primera escucha, convirtiéndose, seguramente, en una de tus canciones preferidas de Lizzy.

Y cuando creías que el disco ya estaba más que acabado tras el temazo que acaba de sonar, va y surge de la nada "Emerald", que en pocas palabras podriá definirla como un Hard-Rock épico  cargado de mala leche.  El bajo hace una aparición estelar, aunque no se quedan atrás la compleja percusión y las afiladas guitarras. No faltarán, entre tantos riffs pesados, una notable referencia a sus raíces irlandesas siempre presentes en cada disco de la banda. 

Finalmente, la banda había llegado a la cima que tanto habían ansiado durante mucho tiempo. Obtuvieron el disco de oro tanto en el Reino Unido como en los Estados Unidos, todo un éxito para los irlandeses. Poco tiempo después de publicar el álbum volverán a América para telonear a otros gigantes del Rock como Aerosmith.


Un discazo que no baja del 10 :D 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestra Playlist