miércoles, 28 de diciembre de 2016

In Memoriam: Lemmy Kilmister


"We Are Motörhead...And We Play Rock And Roll"

Si hay algo que caracteriza a las grandes bandas y artistas de Rock , y que los diferencia de los del montón es la ACTITUD. Existen numerosos personajes del género que han obtenido la fama por este factor más que por su música (en algunos casos su música vale poco pero les salva su carácter). Por encima de todo este grupo de seres encontramos a un nombre propio...LEMMY KILMISTER.

Hablar de Lemmy es hacer referencia a uno de los personajes más importantes del Metal, no solo por el legado musical que nos dejó, que es uno de los más sobresalientes, sino también por su carácter. No era un santo, tampoco un villano, pero la mayor parte de las estrellas del Rock que lo conocieron reconocieron que era una persona realmente interesante y muy educada. Sin embargo, su sinceridad su ingenio, su mala leche y su insuperable humor negro, sumado a su gusto por el juego, el sexo, el Jack Daniels (su bebida por excelencia) y la historia lo convirtieron en el símbolo por excelencia de la rebeldía en el Metal.

Sería algo cansino para muchos de nuestros lectores comenzar a hablar de sus orígenes, pero queremos destacar a groso modo  su difícil infancia, siendo abandonado por su padre cuando era un bebé, criándose en unas condiciones precarias y siendo todo un buscavidas en sus inicios. Pese a su compleja formación en la vida, Lem tenía claro que la música, y más concretamente el Rock, tenía que ser su medio de supervivencia. Los Beatles habían creado en este joven en desarrollo un gusto especial por el sonido más duro, lo que derivó en la adquisición de sus primeros instrumentos. Un episodio que pocos conocen de la vida de este genio fue uno de los primeros trabajos que obtuvo Lem. Pocos podrán presumir de haber sido los encargados de buscar droga para Jimi Hendrix, empleo con el que Lemmy pudo subsistir durante un periodo de tiempo. No tardaría en comenzar a tocar en pequeñas bandas, destacando The Rockin` Vickers (existen grabaciones en internet) y, especialmente, Hawkwind, banda psicodélica donde nuestro Lemmy se introdujo definitivamente en el mundillo del Rock, mostrando sus primeras composiciones en solitario como "The Watcher", "Silver Machine", "Lost Johnny" y "Motörhead". Las malas relaciones con los músicos de esta última banda derivaron en su despido, levantando la ira de un vengativo Kilmister que decidió robarles el equipo y acostarse con todas sus mujeres.

Fruto del enfado y de las ganas de seguir en la carretera nació Motörhead. Tras un par de cambios en la formación, por fin entraron en el conjunto Eddie "Fast" Clarke y Phil "Philthy" Taylor.....es en ese momento donde la forma de hacer Heavy Metal cambió por completo. Black Sabbath, Led Zeppelin y Deep Purple, especialmente los primeros,  habían puesto los cimientos del género, lo habían parido, pero fueron estos tres tipos hambrientos de éxito los que dieron un golpe sobre la mesa y añadieron al sonido instaurado por los padres del Heavy matices más propios del Punk, así como unas melodías y un salvajismo al sonido nunca antes escuchado. Su primer trabajo juntos, "Overkill", y los posteriores "Bomber" y "Ace Of Spades" dieron lugar a algo nuevo, el Speed Metal. Pasaron los años, la alineación del grupo comenzó a alterarse durante muchos años, entrando y saliendo músicos de gran nivel, pero el sonido NUNCA cambió. Algunos discos fueron mejores que otros, como ocurre con todos los grandes del género, pero NUNCA lanzaron un trabajo comercial, ni se vendieron.  No fue una banda que vendió muchos discos, pero dejaron huella durante 40 años. Además de los mencionados LPs podemos destacar otras obras maestras como "Orgasmatron", "Iron Fist", "1916", "Another Perfect Day" (una joyita) o el "Rock and Roll".  Cada vez que el grupo sacaba un disco nuevo tenías garantizado que encontrarías, como mínimo, 3 o 4 temas que te iban a dejar huella, así como composiciones que estaban hechas con cojones (con perdón), como si Lemmy y sus secuaces te dijeran "aquí estamos camaradas, os vamos a partir la cara con cada creación del nuevo álbum, así que pincha el álbum en tu reproductor a todo volumen y mueve hasta el último hueso de tu maldito cuerpo". Eso era Motörhead, ese era Lemmy.

Como bajista Lemmy fue todo un innovador. Tristemente nunca será reconocido como tal, pero amigo/a mío, nunca he oído un bajo sonar con tanta suciedad. La pesadez de su sonido fue un complemento perfecto para los guitarristas que pasaron por las filas de Motörhead, como Eddie, Brian Robertson, Würzel y Phil Campbell, todos con su propia seña de identidad, y los maravillosos baterías que también prestaron sus servicios, como Phil, Pete y Mikkey Dee. Si a esta unión le sumamos la característica voz ronca de Lemmy obtenemos la perfección.

Además de todos los mencionados trabajos que lanzó con su banda, no fueron pocas las colaboraciones que hizo con otras bandas como Girlschool, su grupo predilecto a quienes sacó adelante, Ozzy Osbourne, Dave Grohl, Metallica, en el caso de estos últimos pese a que no necesitan presentación alguna, hay que decir que nacieron bajo el objetivo de crear una banda con un sonido similar al de Motörhead. Fue tal el amor que Metallica sintió en sus inicios por Lemmy y sus matones que incluso Lars Ulrich, batería de `Tallica, llegó a ser el jefe del Club de Fans de Motörhead en Estados Unidos.   

Sus numerosos problemas de salud, muchos de los cuales provocados por la alocada vida de Rockstar que vivió durante su carrera, comenzaron a debilitarle físicamente, lo que se comenzó a hacer palpable en las últimas actuaciones de la banda, donde la voz de un esquelético Lemmy parecía apagarse por momentos. Sin embargo, nunca renunció a retirarse. El 26 de diciembre de 2015 le fue diagnosticado un cáncer letal que acabó con él en dos días. El día 28 fue toda una tragedia para todos los que amamos esto. Nadie se esperaba aquel sorpresivo desenlace. Se había muerto el Metal, o al menos su Dios, su rebelde por excelencia y un ídolo para este que escribe. No había vendido muchos discos en 40 años de trayectoria, pero la figura de Lemmy era respetada por todo rockero y Heavy, y eso se hizo notar cuando este falleció. No han sido pocos los homenajes que sus amigos, compañeros y fans le han rendido en este tiempo. Afortunadamente, parece que la figura de Lemmy vivirá por siempre en el recuerdo, ya sea con su música o con sus frases y hazañas.
 

Con un vaso de Lemmy (Jack Daniels y Coca Cola) brindo por esta figura y termino este cariñoso artículo que va dedicado a Dios, LEMMY KILMISTER.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestra Playlist