sábado, 1 de julio de 2017

Stone Sour - Hydrograd (2017)

Calificación:
Stone Sour, con el paso del tiempo, se ha convertido en uno de los nombres propios del Metal contemporáneo, por merecimiento propio, aunque tampoco hay que ignorar el factor de que el cantante es nada más y nada menos que el frontman de Slipknot, Corey Taylor, lo que ha favorecido la buena acogida que la banda ha tenido en estos años.

"Hydrograd" es el sexto álbum  de la banda, grabado en los Sphere Studios de Hollywood,  ha sido producido por Jay Ruston y ha sido lanzado bajo el sello de Roadrunner, quien desde hace años ha trabajado tanto con esta banda como con Slipknot.

En esta nueva entrega nos encontraremos con un disco largo, 15 temas, cargado de propuestas diferentes con el toque personal que Stone Sour suele añadir a cada composición.

Según el propio Corey, el disco es probablemente sea uno de los mejores discos que han hecho desde el primer álbum de Slipknot. A continuación comprobaremos si tiene razón el experimentado cantante.  

Con un elegante "Hello You Bastards"(algo muy fino jajajaja) , abre la instrumental "YSIF", eléctrica pieza musical de dos minutos que sirve para preparar el cuerpo para lo que se nos viene encima. El in crescendo que va sufriendo el tema derivará en el inicio del segundo tema, y primero con Corey Taylor, en una canción que lleva el título de "Taipei Person/Allah Teah" (podría ser un juego de palabras  con "Type of personality"). Eléctrica composición de la banda con un furioso Taylor en todo momento, aunque especialmente en los versos y en el puente. En la parte intermedia del tema la canción cambia a través de un Riff más oscuro y con ciertas reminiscencias a Metallica, produciéndose un espectacular solo de la mano de Christian Martucci.

La línea de bajo con la que abre "Knievel Has Landed" te da pistas suficientes para concluir que se viene una gran canción. Metal vibrante con un papelón de Corey Taylor, quien canta con rabia y con algo de distorsión los versos para llegar al explosivo puente y al correcto estribillo (podrían haber hecho un estribillo algo mejor, con la voz igual de distorsionada y algo más duro, pero tampoco está mal esta propuesta). Roy Mayorga también hace una interpretación espectacular, aunque este batería ya nos tiene acostumbrados a ello.

La canción que da título al disco, también es una de las mejores del mismo. "Hydrograd" destaca por su amplia variedad de melodías y Riffs diferentes, por una de las mejores apariciones en todo el LP de Corey Taylor (¡cómo canta esos versos!).    El instrumental que se inicia pasados los 2 minutos es para quitarse el sombrero, principalmente por el nuevo solo de Martucci, que puede presumir de tener mucha técnica. El Metal de Stone Sour es para todas las edades. Es capaz de enganchar.

Desde la primera escucha "Song 3" me dejó algo frío, y eso que en general ha gozado de enorme cantidad de elogios. Este segundo single suena comercial, tal vez lo más comercial que se puede encontrar en el disco. No es un mal tema, suena bastante bien, pero le faltan muchas cosas para ser, como decimos siempre, un temazo.

El mejor tema de todo el disco, una auténtica pasada, una demostración de que el Metal sigue muy vivo... así de buena es "Fabuless", el primer sencillo de la banda y, como dije, la canción perfecta del disco. Un Riff que se abre camino como una metralleta para dar la entradilla unos versos algo más siniestros con la versión más oscura de la voz de Mr. Taylor. En los puentes la banda hace un increíble guiño, en forma de desenfrenado Metal, a dos letras clásicas del Rock como "Rock And Roll" de Led Zeppelin ("It's Been A Long Time Since I Rock And Roll...") y al "It's Only Rock And Roll (But I Like It)" de los Rolling Stones. El estribillo, que probablemente también sea el mejor del disco, nos hará vibrar con la versatilidad del cantante y con el amplio arsenal de Riffs que ambos guitarristas son capaces de sacar.

El nivel sigue siendo alto, aunque algo inferior al anterior corte, con la llegada de "The Witness Tree", un buen tema, muy fiel al estilo de esta experimentada banda. En general es una canción más suave, de fácil enganche para los fans y que siempre será de agradecer su escucha.

"Rose Red Violent Blue (This Song Is Dumb & So Am I)", ya solo por el divertido título convence. Una canción ganadora, diferente y que progresivamente va acelerándose, como un avión que toma la pista y poco  a poco comienza a alejarse del suelo. Los versos me han gustado mucho, con un sonido menos habitual y que cuenta con un gran Corey, como siempre. Tal vez a los metaleros más clásicos no les convenza a la primera, pero poco a poco se convertirá en una de las más que escucharán.

Turno de "Thank God Is Over", otro momento muy destacable del disco. Gran introducción instrumental, de esas que te cautivan al momento, para darle un inicio a los versos que en algún momento me suenan a una especie de versión metalera del "Livin' On A Prayer" de Bon Jovi (probablemente sean imaginaciones mías). La potencia de los versos y del puente la encontraremos también en un enorme y pegadizo estribillo.

Turno de la belleza de "St Marie" y su atmósfera Country (el uso de slide ayuda mucho). Una balada como la copa de un pino, en la que la banda saca su lado más sensiblero.

Desde la primera escucha supe que "Mercy" iba a ser de mis preferidas de todo el LP. La banda la lanzó un par de semanas antes de lanzar el álbum una versión en vivo desde unos estudios y quedé realmente prendado de las variantes que la canción iba experimentado, de la gran voz de Corey (especialmente en los estribillos) y con un instrumental posterior que está a la altura de las grandes bandas de Metal actual, con un papel especialmente destacable de Mayorga, que como batería es un auténtico fenómeno.

Una introducción tétrica de teclados, más al estilo Muse, nos presentan la imperiosa "Whiplash Pants", la canción más parecida al sonido de Slipknot de todo el trabajo. Con este tipo de canciones podemos siempre disfrutar de la versión más agresiva de la voz de Corey Taylor, quien se desgañita con el micrófono. Temazo acelerado que, sin duda, es de lo más destacable de todo el disco.

Sin llegar a ser nada mala, "Friday Knights" me parece la peor canción del disco. Los versos, el puente y el estribillo no terminan de convencer. Les falta algo de enganche. Por otra parte, el trabajo instrumental es bastante correcto.

Los baquetazos con los que abre "Somebody Stole My Eyes" dejan claro que vuelve la hostilidad en forma de Metal. Canción que recuerda al sonido de Motörhead por su inclinación más "speedica". Instrumentalmente el nivel de los matones que acompañan a Corey sigue siendo altísima.

Para terminar llega la tétrica, pero melancólica, "When The Fever Broke", otro plato fuerte del conjunto, con el que nos dan la despedida en un tono triste, como si a ellos también les doliera que el disco llegara al final. Canción suave, para cerrar los ojos y dejar volar tu imaginación. La banda en plena forma pone todas las fuerzas restantes, mientras Corey nos da una nueva lección de canto. Cuando llegues al final tu mente te pedirá que vuelvas a poner el disco desde el principio.
 

Cuando un disco cumple con tus expectativas, o las supera, siempre se agradece, y este es el caso. Tal vez, aunque esto es muy subjetivo, "Hydrograd" sea el mejor disco que los americanos han lanzado hasta la fecha. Desde luego "Fabuless" es ya mi canción preferida de estos bandidos. Gran disco, muy completo y sin grandes bajones, aunque tal vez en las primeras escuchas se haga algo largo, enorme producción y un estelar Corey Taylor que, seguramente, haya cerrado la boca de Chad Kroeger, cantante de Nickelback que un par de semanas antes de que el LP saliera a la venta rajó contra Stone Sour y opinó que están intentando ser Nickelback, pero que no eran capaces de hacer canciones de éxito. Amigo Chad, creo que este disco tiene canciones de mucho más quilates que gran parte de tu discografía.


Un 8,5 es una nota justa para este discazo. Estoy seguro de que pronto escucharemos "la gran obra" de Stone Sour.  



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestra Playlist