martes, 11 de octubre de 2016

Roger Waters "tira el muro" sobre Donald Trump

Roger Waters, uno de los líderes de Pink Floyd, así como una de las mentes más ingeniosas del Rock, sigue demostrando su carácter y su orgullo frente al candidato a la presidencia de los Estados Unidos Donald Trump, quien no necesita presentación (todos los días está en los telediarios porque ha dicho/hecho algo que llame la atención).

Sus primeras rajadas políticas comenzaron hace poco más de una semana durante una breve gira gratuita por México donde se enfrentó al presidente de allí y empezó a mandar mensajitos a Trump. El primer gran mensaje fue para el presidente del país, Peña Nieto, a quien le pidió que escuchara a su pueblo. Frases como "Señor presidente, más de 28.000 hombres, mujeres, niños y niñas han desaparecido, muchos de ellos durante su mandato desde 2012, ¿Dónde están?, ¿Qué les paso?...sus políticas han fallado" o "La última vez que toqué aquí, conocí a las familias de los jóvenes desaparecidos en México. Sus lágrimas se hicieron mías, pero las lágrimas no traerán de vuelta a sus hijos" culminaron en gritos de júbilo por parte de los 200.000 presentes.  Poco después, las pantallas comenzaron a proyectar con letras gigantes dos palabras que causaron la locura entre el público "RENUNCIA YA". A la hora de presentar algunos temas el cantante comenzó a enviar mensajes al señor Nieto.  Al final del recital, Waters se acordó de Trump con otro mensaje proyectado..."TRUMP ERES UN PENDEJO".

Pasaron los días y llegó el Desert Trip, festival que acogió a leyendas como los Rolling Stones, The Who, Paul McCartney, Bob Dylan y Neil Young. Waters hizo acto de presencia tocando los grandes éxitos de Pink Floyd ante una multitud entregada ante su voz y su bajo.

Nadie de los allí presentes esperaba lo que Waters iba a hacer en breve. Llegó el turno de "Pigs (Three Different Ones)", una de las canciones más críticas del álbum más polémico que lanzó la banda, el "Animals". En la gran pantalla que se sitúa detrás de la banda comenzó a proyectarse la gran fábrica que aparece en la portada del disco. La cara de Trump apareció dentro y, debajo, un cartel que decía "Charade" ("Farsa"). Con esa imagen empezaron a aparecer una serie de imágenes en estilo Pop-Art del candidato. Algunas de esas fotos fueron editadas de tal forma que Trump apareció vestido de prostituta, haciendo el saludo fascista y vestido con la indumentaria del KKK (Ku Klux Klan). Una crítica bastante cómica y, a la vez, directa. Después sonaron las dos partes de "Pigs On The Wing" donde el famoso cerdo que también aparece en la portada sobrevoló el cielo californiano portando un mensaje que rezaba "divididos fracasaremos". Para finalizar el repaso al "Animals" comenzaron a proyectarse algunas de las frases de Trump a favor de cerrar el muro y endurecer las políticas migratorias, culminando con una dedicatoria de Waters...."TRUMP IS A PIG" (TRUMP ES UN CERDO).

Pasaron una serie de canciones hasta llegar a la legendaria "Another Brick In The Wall Part.2". En el momento del solo de guitarra, una serie de niños invitados por Waters saltaron al escenario portando camisetas de "Tira El Muro". Otra nueva referencia al candidato americano.

 "Es raro que alguien como yo tenga una plataforma de este tipo, así que voy a usarla", dijo Roger Waters, en tono de advertencia ante lo que iba a soltar a continuación, mientras sacaba un texto de su bolsillo de su pantalón. Era un poema que escribió en 2004, cuando Bush estaba al mando del país. Al terminar de recitar su composición aparecieron, entrando ya en un tema más serio y complejo, banderas palestinas en las pantallas mientras Roger agradecía a los jóvenes americanos su lucha por defender la liberación palestina, lo que no terminó de convencer a una parte del público que miraba desconcertada al revolucionario artista.

Grande Roger por no callarse nada y por seguir siendo el mismo revolucionario que ha sido siempre...músicos así quedan pocos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestra Playlist