viernes, 16 de septiembre de 2016

Cine Rockero: The Beatles - Eight Days A Week (2016)

Calificación:
"Lo que hacemos no es cultura. Es pasar un buen rato". 


¡Qué ignorante (o no) era Paul McCartney en 1964! No sabía lo que él y sus compañeros iban a lograr en menos de una década. The Beatles son la banda musical por excelencia del Siglo XX. El fenómeno que ellos crearon, la cariñosamente recordada "beatlemania", sigue muy presente en la actualidad en una sociedad que, pese a la aparente decadencia musical, se niega a olvidar al cuarteto más famoso que ha existido. Esta gente hizo historia con cada una de sus composiciones. Su rebeldía ante un mundo en guerra y conflictos de todo tipo, sus ganas de innovar el Rock, sus composiciones reivindicativas con las que mucha gente se sintió identificada y el amplio catálogo de himnos que lograron crear, y que siguen sonando como canciones inmortales en todo tipo de emisoras, películas, series..., los convierten en algo más que una banda de Rock. Diría que los Beatles son iconos. No puedes entender la cultura del Siglo XX  sin oír hablar de Paul, Ringo, John y George.

Para los amantes del cuarteto de Liverpool, la semana del 15 al 22 de septiembre se ha convertido en una ocasión única para poder conocer mejor nunca la historia detrás de The Beatles. Ron Howard, aclamado director de cine que tiene entre su amplio catalogo de filmaciones obras como "El Grinch" (clásico navideño), "Una Mente Maravillosa",  "Rush", "El Código Da Vinci", "El Luchador", entre otras tantas, ha trabajado con un material de más de 100 horas de duración relacionado con los Beatles que recibió de un gran número de aficionados de la banda y de la discográfica Corps, dueña de los derechos del conjunto desde 2002 que ha cedido amistosamente numerosas grabaciones inéditas. Para ordenar y seleccionar todo el material, así como retocarlo, Howard ha contado con la colaboración de un invitado de lujo como es Giles Martin, hijo del legendario productor y "quinto Beatle" George Martin, recientemente fallecido.

Y hablando de invitados de lujo...la película cuenta con la narración y los testimonios de Paul McCartney y Ringo Starr, los Beatles que quedan en pie. Además, Yoko Ono, viuda de Lennon, y Olivia Harrison, viuda de George, han participado en la creación de este film. Es hasta emotivo poder ver a Paul y a Ringo recordando a sus compañeros de viaje ya fallecidos, contando su visión en primera persona del ascenso de la banda y ver que, tras tantos años peleados, Yoko y Paul vuelven a trabajar de la mano.  Son muchos los testimonios que podremos escuchar de Lennon y Harrison que dieron en su etapa post-Beatles, donde opinaron abiertamente acerca de su paso por la banda, su experiencia personal y alguna que otra anécdota. Además, también podremos escuchar al bueno de George Martin en varios momentos del largometraje.

 El documental, que recomiendo ver si eres realmente fan de The Beatles, o un fan de los años sesenta, se centra en la etapa comprendida entre 1962 y 1968. Con los primeros conciertos en The Cavern descubrimos los orígenes de cada uno de los componentes de la banda, así como la creación de sus primeros éxitos. Podremos disfrutar de un par de vídeos de sus primeras actuaciones en el famoso pub que los vio nacer.

El éxito nace y no tardaremos en ver a los británicos aterrizar en los Estados Unidos, donde terminaron de consolidar su nombre dentro de las estrellas del Rock de aquellos tiempos. Su aparición en el programa de Ed Sullivan no podía faltar. Ninguna autoridad religiosa, personalidad de Hollywood o figura política tenía una acogida tan disparada como la de estos chicos.  Además, se nos ilustrará su primera gira mundial a través de un amplio catálogo de vídeos, entre los que se encuentra su concierto en la Plaza de Toros de las Ventas. La importancia de Brian Epstein y George Martin en el despegue hacia el éxito de la banda es merecidamente recordada en muchos momentos.

El regreso a los Estados Unidos, ya convertidos en leyendas, nos lleva directamente al Shea Stadium de Nueva York, donde nuestros héroes baten el récord de asistencia a un concierto, logrando albergar a más de 55.000 personas. Además, también durante estos momentos en Norteamérica, conoceremos la lucha contra la segregación que mantuvieron los Beatles en Florida, negándose a tocar ante una audiencia dividida en una zona para los blancos y otra para los negros.  

El cansancio de las giras, que conllevó un importante descenso de la calidad de sus actuaciones, el gran conflicto que tuvo que vivir Lennon con los escandalizados grupos religiosos, principalmente americanos, ante las declaraciones que el cantante dijo, o interpretaron a su favor los creyentes, en los que afirmaba que eran "más famosos que Jesús", terminó derivando en la extrema decisión de poner fin a las presentaciones en vivo, tras acabar con miedo y rabia su presentación en San Francisco.
Seguidamente veremos el renacer de la banda, que ansía volver a ser joven y crear música que a ellos les guste y no a la prensa/negocio. La historia detrás del título de su álbum "Sgt. Pepper Lonely Hearts Club Band" tiene mucha relación con este asunto (no hacemos spoiler).

Rápidamente, y sin mucho detalle, se dan pinceladas a los posteriores trabajos que editaron, finalizando en el famoso concierto final, celebrado en la azotea de su edificio de oficinas en Londres. No se alude en ningún momento los conflictos internos que pudieron existir entre Lennon, influido por Yoko, y Paul, lo que es una clara señal de que la relación entre la viuda de John y McCartney ha mejorado notablemente.

Un aspecto que me encanta en la película es la estructura lineal que mantiene en todo momento. No hay grandes saltos en el tiempo que puedan llegar a despistar al espectador. Cada vez que se alude a un disco lanzado por la banda, se presenta la portada y una serie de datos de lo más enriquecedores. Es en este momento donde podremos gozar de grabaciones inéditas de los músicos, diálogos de lo más disparatados, errores al tocar que les causaban más de una carcajada.

Otro asunto que necesito resaltar es el asombroso número de fotografías que aparecen a lo largo de las dos horas de film, siendo la gran mayoría completamente novedosas y desconocidas hasta nuestros días.

Junto a los ya mencionados testimonios que nos brindan los miembros y familiares de los Beatles, el documental puede presumir de contar con las participaciones de Elvis Costello, músico y gran amigo de Paul McCartney, y la gran Whoopi Goldberg, actriz reconocida de Hollywood que hablará de los conflictos raciales que tuvo que vivir en los turbulentos años 60, viendo a los Beatles como los creadores de una música que no tenía color y creía en la igualdad.

Por si fuera poco, al acabar la película, de manera sorpresiva podemos presenciar un extracto de 30 minutos completamente inéditos del mítico concierto de The Beatles en el Shea Stadium que antes ya mencioné . Un documento que todo fan necesita ver. Aprovecho que menciono el concierto para destacar el gran trabajo que ha hecho Howard y su equipo. Han logrado reducir el nivel de ruidos y gritos de las eufóricas fans, dando mayor presencia a los instrumentos y a las voces de los músicos. Creo que no ha habido un público tan entregado como el de las beatlemaniacas. El propio Ringo recuerda que no podía escuchar lo que tocaban sus compañeros de banda, guiándose únicamente por los movimientos y gestos que éstos hacían.  

Ahora vuelvo a ascender al inicio de este comentario, vuelvo a leer la frase de McCartney y llego a la conclusión de que tenía razón. Los Beatles eran jóvenes deseosos de pasarlo bien...en cuanto les arrebataron su aparente "niñez", perdieron las ganas de seguir girando por todo el mundo.

He estado muy cerca de llorar al ver la película. Me cuestiono mucho qué hubiera pasado si Lennon y McCartney no hubieran acabado tan mal. Seguramente hubiéramos disfrutado de más obras de arte pero, al fin y al cabo, ¿le quedó algo por demostrar a estos genios?.


Como suelo escribir siempre que reseño un disco que me gusta...me quito el sombrero ante este peliculazo y ante el legado de los Beatles. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nuestra Playlist